Amuleto con la tríada de Neftis, Harpócrates e Isis

Consultar
Amuleto en forma de placa rectangular con base y una argolla de sujeción en la parte trasera, para ser colgada en un collar. Sobre la parte frontal se han modelado tres figuras, mirando hacia el frente, derechas y con la pierna izquierda adelantada en actitud de marcha.

El personaje central representa al dios Harpócrates, forma tardía de Horus niño, identificado por su desnudez, y el mechón de pelo en le lateral derecho de su cabeza. Harpócrates va de la mano de su madre Isis, a su derecha, y de Neftis, la hermana de su madre, a su izquierda. Llevan sobre su cuerpo una prenda de vestir liguera, modelando la figura femenina, poniendo en valor los pechos, la cintura y los muslos. Presentan peluca tripartita y van coronadas con el símbolo jeroglífico que representa su nombre.

La asociación entre las tres figuras divinas hace alusión a la niñez de Horus, hijo de Osiris, asesinado por su tío y esposo de Netis, Seth. El niño es cuidado y protegido del asesino por su madre y la hermana de ésta. El fervor ligado a la religión osiríaca se observa a través de los innumerables ejemplares de este tipo de amuletos producidos a partir de la XXVI dinastía.

Los amuletos de león eran realizados con una gran variedad de materiales, que invocaban, por parte de su portador, la autoridad y la protección divina, además de participar en el ciclo solar, asociado a la regeneración del astro y por tanto de la propia vida.

Para los antiguos egipcios los amuletos eran objetos simbólicos que les conferían protección o poder ante el mundo del caos y en su viaje hacia el más allá. Muchos de estos amuletos eran de pequeño tamaño, para poder ser llevados en vida en collares o en la muerte insertándolos entre los vendajes de las momias.

El uso de amuletos está muy bien documentado desde el periodo predinástico. Se han encontrado listados inscritos como en el Templo de Dendera o en el llamado papiro Mc. Gregor, en donde se citan unos 75 modelos diferentes de amuletos con su forma, función y significado.

Sobre ellos, por medio de la palabra (muy importante para los antiguos egipcios) y de los rituales correctos se impregnaban al objeto poderes mágicos para que realizaran la función de protección al individuo que lo portaba.

Obras de arte relacionadas

figura femenina tlatilco j bagot arqueologia
conejo romano marmol fuente agua roman water rabbit j bagot arqueologia
dios harpocrates egipcio j bagot arqueologia
Herma de Heracles romano j bagot arqueologia
Herma romana en mármol j. bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR