Amuleto en forma de un babuino

Consultar
Amuleto egipcio en fayenza representando a un babuino sentado, erguido mirando al frente con los brazos reposando sobre sus rodillas.

Los babuinos fueron muy populares en Egipto, eran criados como animales domésticos. En el repertorio decorativo de las tumbas, los encontramos trepando a palmeras e higueras para ayudar a recolectar los frutos que estaban más altos. Aparecen asimismo representados debajo de la silla de sus dueños, a menudo adornados con collares y brazaletes. Ya desde el Imperio Antiguo, el mono consiguió el afecto del hombre y tuvo acceso a la casa, donde convivía con el perro y el resto de animales domésticos. Divertía a la gente con sus gestos y acrobacias, y, en definitiva, sabía hacer pasar el tiempo de manera agradable.

Los egipcios hallaron en los babuinos el parecido más cercano a la conducta humana. No eran sólo criaturas para jugar y ser satirizadas: también representaban, paradójicamente, al dios Thoth, de la sabiduría y del lenguaje. Los escribas veneraban a Thoth en forma de babuino, en las “escuelas de la vida”, lugar donde aprendían desde niños a ser escribas, sacerdotes, u otras facetas de la sociedad egipcia, se erigía una gran estatua del primate.

En el Imperio Antiguo, el babuino estaba estrechamente asociado con el dios de la sabiduría, la ciencia y la medición, Thot. En su observación de la naturaleza, los egipcios se percataron de la enorme inteligencia que poseían así como su posición “sentada” mirando hacia el sol en su salida. Como animal sagrado de Thoth, el babuino se muestra a menudo dirigiendo escribas durante sus tareas. Como Thoth era el dios de la luna, sus babuinos fueron a menudo representados con el símbolo de la luna creciente sobre su cabeza.

Los babuinos tenían varias funciones funerarias; custodiaban la primera puerta del bajo mundo, en el capítulo 155 del Libro de los muertos, cuatro babuinos fueron descritos sentados sobre los vértices de un estanque de fuego en el Más Allá, uno de los cuatro hijos de Horus, Hapy, tenía la cabeza de un babuino y protegidos los pulmones de los fallecidos.

El babuino fue considerado un animal solar por los antiguos egipcios, debido a la costumbre de sentarse chillando mirando el amanecer o por calentarse con los rayos de sol de la mañana. Creían eran signos de que el babuino adoraba al sol. Fueron retratados a menudo en con sus brazos levantados, un claro gesto de adoración hacia el astro. También se muestran sosteniendo el Udjat, un símbolo solar, o se representan encima de la barca solar del dios sol Re.

En los últimos siglos de la cultura egipcia, cuando se extendió el culto a los animales, los babuinos sagrados se convirtieron en oráculos. No hay constancia de cómo respondían a las preguntas formuladas por los sacerdotes. Quizás la pericia de estos días residía en su habilidad para interpretar los brincos y los parloteos del babuino.

La fayenza era un material favorito para la realización de amuletos egipcios, que eran usados para proteger al individuo y ser llevados sobre el cuerpo. Los amuletos fueron cosidos o enrollados en envolturas de momias para proteger al difunto de los peligros de otro mundo. El pequeño tamaño de los amuletos significaba que eran particularmente adecuados para la producción en moldes de arcilla, que se han encontrado durante las excavaciones.

BIBLIOGRAFÍA:

- KOZLOFF, A. Animals in Ancient Art. The Leo Mildenberg Collection. pp. 67-68, nº 55.
- STEINDORFF, G. Catalogue of the Egyptian sculpture in the Walters Art Gallery. Baltimore.

Obras de arte relacionadas

conejo romano marmol fuente agua roman water rabbit j bagot arqueologia
PERRO DE COLIMA J. BAGOT ARQUEOLOGIA
fibula fíbula jabali pork celt celta bronce bronze j bagot arqueologia
Jinete a caballo terracota Beocia, Grecia j bagot arqueologia
escultura jaguar diquis j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR