Crátera de Campana

Consultar
Hermoso vaso cerámico de la región de Apulia que por su forma puede identificarse como una crátera de campana. Este ejemplar está totalmente pintado en color negro satinado, con excepción de las dos bandas de color rojo arcilla que embellecen el pie, y hábilmente decorado. La alta calidad del esmalte negro (esmaltado durante el proceso de cocción) proporciona un soporte ideal para los patrones decorativos, que ocupan el vientre del vaso, pintados en blanco, marrón u oro amarillo. La decoración se organiza en frisos compuestos de motivos geométricos y ovalados, con claves y puntos griegos simplificados. La decoración principal consiste en una guirnalda de hojas alternas de vid y uvas, que enmarcan la imagen de una caja pintada en blanco con dos elementos vegetales. Estos motivos están fuertemente asociados con Dioniso, el dios griego del vino, por lo que no sorprende que aparezcan en un recipiente hecho para sostener, mezclar y dispensar vino en los simposios. El revés del jarrón no está decorado, la superficie es totalmente lisa. Cabe destacar la alta calidad escultórica de las dos asas, situadas una a cada lado, que tienen forma de cabezas de león.

La crátera es una tipología de la cerámica griega destinada a contener una mezcla de agua y vino, con la que se llenaban las copas. Se trasladaba al lugar de la comida y se depositaba en el suelo o sobre una tarima, y el copero administraba el líquido con una cuchara, llenando las copas de los comensales. Las cráteras se fabricaban principalmente en cerámica pero también en metales preciosos, y se modelaban con formas distintas según el gusto del artista, si bien siempre manteniendo una boca muy ancha. Las formas más extendidas son la crátera de columnas, la de cáliz, la de campana y la de volutas.

Se trata de una cerámica típica de la llamada producción Gnathia, centrada en la antigua ciudad de Egnazia, en la costa de la actual Puglia (aunque la designación es inapropiada y data del siglo XIX). Estos vasos fueron producidos en el sur de Italia durante unos cien años, desde mediados del siglo IV a.C. hasta el siglo siguiente. Con su esmalte negro brillante tienden a imitar los recipientes realizados en metal. Los patrones decorativos (figurativos, vegetales y a menudo geométricos) se aplicaron a la superficie pintada de negro y destacan en colores blanco, marrón-amarillo dorado y, más raramente, en púrpura.

Obras de arte relacionadas

ceramica hacillar anatolia grecia j bagot arqueologia
Och Chan dios god vaso maya mayan vases j bagot arqueologia
pelike vase greek women face mujer cara j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR