Crátera de columnas con el regreso de Hefesto al Olimpo acompañado de Dionisos

Consultar
Vaso cerámico en forma de crátera de columnas con una escena en cada una de las caras del cuerpo. En el perfil frontal del vaso aparece representado un mito. Hefesto regresa al Olimpo montando sobre un burro con unas pinzas en las manos. Está dirigido por Dionisos, que lleva un tiros (bastón con punta de pino) y una taza para beber. Esta escena está flaqueada por un personaje a cada lado, en uno un Sátiro que toca el aulos y en el otro, un segundo sátiro tocando la flauta.

Hefesto era bastante feo, y estaba lisiado y cojo. Incluso el mito dice que, al nacer, Hera lo vio tan feo que lo tiró del Olimpo y le provocó una cojera. Tanto es así, que caminaba con la ayuda de un palo y, en algunos vasos pintados, sus pies aparecen a veces del revés. Para vengarse, Hefesto le regaló a su madre un trono maldito del que, una vez se sentase, ya no podía levantarse. Hephaistos se negó a escuchar a cualquier otro de los dioses, excepto a Dionisos, en él depositó la más absoluta confianza, y después de emborracharlo, Dionisos lo llevó al Olimpo. Esta escena pintada en la cara frontal del vaso hace referencia a esta parte del mito en el que Hefesto, acompañado por Dionisos, emprenden el viaje hasta el Olimpo (Pausanias, Guía de Grecia 1.20.3).

En la otra cara de la crátera aparecen representados cuatro hombres jóvenes conversando y discutiendo, uno frente al otro, en parejas, ataviados con una túnica larga.

Pintor de Hephaistos o Hefesto, fue un pintor de vasos atenienses de figuras rojas, cuyo nombre es desconocico. Sus obras presentas características individuales de estilo que sugieren la existencia de una personalidad artística única. Beazley lo llamó Pintor Hephaistos, quién lo nombró después de una imagen del regreso de Hephaistos en un crátera conservada en el Museo de Nápoles. Fue uno de los manieristas posteriores y se especializó en la decoración de vasos grandes, en su mayoría cráteras. Un gran número de vasos se han atribuido a su mano.

La crátera es una tipología de la cerámica griega destinada a contener una mezcla de agua y vino, con la que se llenaban las copas. Se trasladaba al lugar de la comida y se depositaba en el suelo o sobre una tarima, y el copero administraba el líquido con una cuchara, llenando las copas de los comensales. Las cráteras se fabricaban principalmente en cerámica pero también en metales preciosos, y se modelaban con formas distintas según el gusto del artista, si bien siempre manteniendo una boca muy ancha. Las formas más extendidas son la crátera de columnas, la de cáliz, la de campana y la de volutas.

La cerámica de figuras rojas fue uno de los más importantes estilos figurativos de la producción griega. Se desarrolló en Atenas hacia el año 530 a.C., y fue utilizada hasta el siglo III a.C. Reemplazó al estilo previo predominante de la cerámica de figuras negras al cabo de unas décadas. La base técnica era la misma en ambos casos, pero en las figuras rojas se invierte el colorido, quedando las figuras resaltadas sobre un fondo oscuro, como si estuvieran iluminadas por una luz teatral, siguiendo un esquema más natural. Los pintores que trabajaban las figuras negras se veían forzados a mantener los motivos bien separados unos de otros y a limitar la complejidad de la ilustración. En cambio, la técnica de figuras rojas permitió una mayor libertad. Cada figura se silueteaba contra un fondo negro, permitiendo que los pintores retrataran los detalles anatómicos con más exactitud y variedad.

La técnica consistía en pintar los motivos sobre la pieza aún húmeda, utilizando un barniz transparente que, al cocerlo, adquiría una intensa tonalidad negra. Por lo tanto, los motivos eran invisibles antes de la cocción, debido a lo cual los pintores tenían que trabajar completamente de memoria, sin poder ver su trabajo previo. Una vez cocida la pieza, las zonas sin cubrir por el barniz permanecían con el tono rojizo de la arcilla, mientras que las vidriadas, las “pintadas”, adoptaban un color negro denso y brillante.

PARALELOS:

Del Pintor Hephaistos:

- Crátera de columnas atribuida al Pintor de Hephaistos. British Museum. Gran Bretaña. Número de referencia 1772,0320.36.+
- Vaso número 214729 catalogado y publicado por J. D. Beazley.

Del mismo mito:

- Skyphos atribuido al Pintor de Kleophon. Toledo Museum of Art. Estados Unidos. Número de referencia 1982.88

BIBLIOGRAFÍA:

- BOARDMAN, John. Athenian Red Figure Vases. Thames and Hudson World of Art. 2003.

Obras de arte relacionadas

anforisco griego terracota estampado j bagot arqueologia
oinochoe plastico greek vasses j bagot arqueologia
cratera columnas jbagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR