Deidad antropozoomorfa con cabeza de felino

Consultar
Representación antropozoomorfa de individuo derecho realizada a partir del esculpido sobre una placa rectangular de piedra. Una vez tallada la forma básica, se ha procedido al vaciado de los espacios entre el torso y los brazos, así como el hueco entre las piernas. Posteriormente los detalles, tanto de las manos como de los pies, se han labrado en bajorrelieve.

La figura presenta un contorno trapezoidal, el ancho máximo se encuentra entre los omoplatos y el menor en la base. Los brazos y piernas convergen hacia la base, dando la ilusión de que el objeto es fuerte y robusto, adquiriendo un sentido imponente, con gran presencia. Las tres perforaciones remarcan la importancia de los miembros, ligeramente más grandes que el tronco. El cuello es ancho, pero corto. Los pezones y el ombligo están tallados de la misma forma, haciendo imposible reconocer el sexo del individuo. Aparece un taparrabos en la cadera dibujado esquemáticamente. Su gran boca entreabierta muestra una dentadura bien definida, algo recargada, presenta orejas pequeñas, grandes ojos alargados y nariz prominente. Desde las fosas nasales hasta la parte inferior de las orejas se observan dos líneas horizontales paralelas, que podrían identificarse como tatuajes. En el reverso de la figura únicamente está detallado el cabello, mediante largos mechones de pelo que caen en un cuello inexistente.

Por comparación con esculturas de la misma índole, las marcas que se asemejan a tatuajes, así como otros rasgos, se asocian a jaguares, reptiles o aves, con lo que los estudiosos suponen que representarían a deidades o a chamanes.

La escultura procede del delta de Diquís, al suroeste de Costa Rica. Se conocen pocos ejemplos de efigies con forma de animal esculpidas en piedra, pero se encuentran, sobre todo, una gran cantidad de esculturas antropomorfas de entre veinte hasta sesenta centímetros de altura, y algunas que sobrepasan el metro de altura. Los estudiosos no saben si la gran variedad de calidades, tamaños y diferencias en el estilo tienen que ver con la cronología de los objetos o marcan una diferenciación social y religiosa de la sociedad. La mayoría parece que se realizaron posteriormente al año 1.000 d.C. Su interpretación depende en gran medida de la comparación con formas artísticas de otras regiones.

La cultura Diquís se desarrolló en la actual Costa Rica, junto a las costas del Pacífico y del mar Caribe, como también en los ríos y montañas del interior. Este territorio se caracteriza por una selva tropical rica en recursos, aunque hacia la costa del Pacífico se produce en verano una estación seca. Un importante rasgo geográfico lo constituye el delta del río Diquís, cuyo nombre significa Aguas Grandes o Río Grande en lengua boruca.

El arte Diquís es ampliamente conocido por su orfebrería, especialmente de oro y de la aleación oro-cobre conocida como tumbaga. Con estos metales produjeron grandes cantidades de delicados colgantes, pulseras, placas, orejeras y adornos para la ropa, que muestran imágenes de jaguares y águilas. También se encuentran máscaras mortuorias y figurillas que representan, principalmente, aves. Además del trabajo en oro, destacan las esculturas de piedra, tales como las grandes esferas dispuestas junto a los cementerios, y los metates con forma de jaguar, cuyas formas muestran influencias del actual territorio colombiano. Estatuas y efigies de piedra representan muertos o jefes, portando en sus cabezas trofeos o en actitud de ruego; hombres, mujeres y personas sin indicación de sexo, desnudos, pero con incisos que muestran adornos, como collares y brazaletes, pinturas corporales o tatuajes. En cerámica confeccionaron vasijas para café rojizas, decoradas principalmente con modelados, cuya forma más característica es el trípode. A menudo estos apéndices poseen forma de cocodrilo o de peces. Junto con ellas se encuentran vasijas pintadas en rojo y negro sobre crema, con motivos geométricos simples, y otras de paredes muy delgadas, modeladas con formas de animales.

PARLELOS:

- The Vilcek Foundation, New York (EE. UU.). Número 2001.08.1
- Sotheby’s París. Collection Barbier-Mueller Art Precolombien. 22/23 de marzo del 2013. Lote 154.

BIBLIOGRAFÍA:

- ALCINA FRANCH, José. L’art précolombien. 1996. n° 198, p. 327.
- Art de l’Amérique précolombienne. 1981. fig. 19, p. 34.
- Art millénaire des Amériques: de la découverte à l’admiration, 1492-1992. 1992. pl. 82, p. 279.
- Arts précolombiens de l’Amérique centrale dans les collections du musée Barbier-Mueller de Barcelone: Nicaragua, Costa Rica et Panamá. 2001.
- Ritual Arts of the New World: Pre-Columbian America. 2000. cat. 82, p. 317.

Obras de arte relacionadas

anillo aegis sekhmet egipcio j bagot arqueologia
dios harpocrates egipcio j bagot arqueologia
victoria alada broince romano j bagot arqueología
herma janiforme romana j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR