Estela

Consultar
La presente estela funeraria destaca por el frontón triangular coronado a ambos lados por un león agazapado que gira la cabeza y muestra las fauces abiertas al espectador. En el cuerpo rectangular del relieve se observa una figura masculina recostada sobre su brazo izquierdo en un kliné con almohadones y patas torneadas, mientras que con la otra mano sujeta una flor con tres pétalos. Un personaje femenino sedente lo observa y sostiene un pequeño fruto. A la izquierda, una figura femenina estante velada aparece representada a menor escala sujetando un vaso, a la vez que se aproxima al grupo principal.

La estela formaría parte de los llamados «relieves de banquetes funerarios», los cuales constituyen una categoría específica por su iconografía dentro de la plástica griega. El elemento fundamental es la representación del banquete y de un dios (Hades, Dioniso, Asklepio, etc.) o un héroe recostado en un kliné, mueble similar a una cama generalmente cubierto de cojines y paños. Su compañera suele sentarse sobre el mismo lecho o cercano a éste, sosteniendo un elemento vegetal, vaso, incensario o atributo similar. Frecuentemente, uno o varios jóvenes sirvientes acompañan al conjunto, mientras que otros personajes se representan a menor escala, aproximándose desde la izquierda. El relieve suele estar rematado por un frontón triangular o por una arquitectura arquitrabada en donde se puede apreciar las metopas o el friso, situando la escena del banquete, a nuestro entender, en un espacio de culto. El banquete funerario de los dioses o de los héroes, denominado por la bibliografía científica como Tontenmahl o Heroenrelief, alcanzó su cénit en Atenas alrededor del s. IV a.C.

Los estudiosos han elaborado diferentes teorías acerca de la interpretación de estas estelas: se trataría de un dios o héroe recibiendo culto de sus propios creyentes en su santuario; otros especialistas sostienen que estaríamos ante una escena de la vida cotidiana, un banquete funerario en el que los familiares del fallecido celebran los rituales pertinentes después del entierro. Otros, finalmente, afirman que se trataría de la euochia, el banquete celestial al que asisten los bienaventurados en el Más Allá.

Existen numerosos ejemplos de esta tipología en toda Grecia, destacando especialmente las estelas de Eleusis, Atenas y Argos conservadas en el Museo Nacional Arqueológico de Atenas (n. 1519, 3873, 1509). No obstante, estas representaciones tienen su origen en la iconografía de Hades y Perséfone que se fija ya en el s. V a.C., en donde ambos aparecen afrontados: el dios del Inframundo reclinado y Perséfone sedente sosteniendo una granada, flor, semilla u otro atributo que hace referencia a su faceta de diosa infernal. Esta tradición icónica decora el cílice de figuras rojas atribuido al pintor Codrus conservado en el British Museum, una de las más bellas representaciones de las divinidades de la muerte (British Museum, 1847,0909.6).

La factura de la presente estela parece ser algo tosca, con los pliegues de los paños levemente marcados por una sucesión de líneas curvas, mientras que las figuras tienen poco volumen y las posturas no parecen ser muy naturalistas. Asimismo, el grano grueso del soporte no sería el adecuado para la labra con gran detallismo, por lo que es posible que se trate de una obra de taller provincial, probablemente situado en Asia Menor, ya que en esta zona el tema del banquete funerario contó con gran difusión entre los centros de producción de Anatolia. Según Navokova, los relieves funerarios de Licia destacan por la ausencia de mesas auxiliares en donde se representa la comida del banquete y por la preferencia de las estelas en detrimento de los grandes altares. Por tanto, es posible que la pieza provenga del sur de Anatolia, aunque se han hallado numerosos ejemplos similares en Caria, Halicarnaso, Cnido, etc. (ver paralelos extraídos de Berges, D. 1986:fig. 83.).

Debajo de la escena figurativa pueden apreciarse dos registros con inscripciones en arameo. Este hecho puede indicar, junto a las demás características y paralelos, la procedencia de la obra, pues en Licia el arameo se extendió por todo el Creciente oriental, desde el sur de Turquía hasta la Mesopotamia. Puede hacerse referencia a la estela trilingüe de Letoon, hallada en el santuario más importante de la región, el dedicado a Leto, madre de Apolo y Artemis, en donde el texto aparece escrito en tres lenguas: griego, licio y arameo.

En cuanto a los felinos situados en el frontón, resulta de interés recordar que en Grecia, los leones han estado asociados al contexto funerario desde mediados del s. VII a.C., aunque la mayor parte de las esculturas exentas provienen del s. IV a.C. (Ver león del Museo Nacional de Arqueología, Atenas, s/n). Estos animales simbolizan la fuerza y coraje de los héroes y, por tanto, solían decorar sus tumbas y adquirir la función de guardianes. No obstante, algunos historiadores aseguran que en el s. IV a.C. este motivo fue perdiendo su simbolismo y se convirtió en uno más del repertorio funerario. La esquematización de la melena del animal, casi tubular, parecería sugerir la posibilidad de que exista cierta influencia del arte oriental, especialmente del persa, dados los frecuentes contactos entre ambas civilizaciones en la región anatólica. Esta tradición iconográfica se perpetuará en el arte romano, pues los leones seguirán asociados al banquete funerario, tal y como se aprecia en la estela de Timocrates procedente de Tomis (British Museum, n. 1864,0331.3).

BIBLIOGRAFÍA:

- BAUGHAN, E. P. Couched in Death: Klinai and Identity in Anatolia and Beyond. University of Wisconsin Press. 2013.
- BERGES, D. Hellenistische Rundaltäre Kleinasiens. Freiburg. 1986.
- DENTZER, J.M. Le motif du banquet couché. Bibliotheque des Écoles Françaises d’Athènes et de Rome. Roma. 1982.
- DRAYCOTT, C.M. y Stamatopoulou, M. Dining and Death: Interdisciplinary Perspectives on the “Funerary Banquet” in Ancient Art, Burial and Belief. Leuven. Paris. Bristol. Peeters. 2016.
- DRAYCOTT, C.M. What does being Graeco-Persian mean?, Bollettino di Archeologia OnLine, volumen especial. n. 330, p. 1-6. 2010.
- FABRICIUS, J. Die hellenistischen Totenmahlreliefs, F. Pfeil. 1999.
- GROSSMAN, J. Funerary Sculpture, The Athenian Agora. American School of Classical Studies at Athens. 2014.
- MURRAY, O. Death and the Symposion, Archeologia e storia antica, 10, p. 239-257. 1988.
- NOVAKOVA, L. Common themes in funerary art: contribution to the Hellenistic tomb decoration in south-west coast of Asia Minor, Anodos, Studies of the Ancient World, 11, p. 223 – 235. 2011.
- VEDDER, U. Untersuchungen zur plastischen Ausstattung attischer Grabanlagen des 4. Jhs. v. Chr, Europäische Hochschulschiften, Reihe 38, Arcäologie, vol. 7, Frankfurt, p. 115 y ss. 1985.
- VERMEULE, C. y VON KERSBURG, P. Lions, Attic and Related. Appendix, AJA 72, p. 99-101. 1968.
- VERMULE, C. Greek Funerary Animals, 450-300 BC, AJA 76, p. 49-59. 1972.

Obras de arte relacionadas

estela griega con leones piramidal j bagot arqueologia
estela saba yemen rostro j bagot arqueologia
estela saba yemen rostro j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR