Figura del dios Marte

Consultar
Representación estante del dios Marte con la cabeza ligeramente ladeada hacia la derecha. Con el brazo derecho sostiene una espada. Va ataviado con armadura y yelmo, atributos propios.

Era hijo de Júpiter transfigurado en flor y de Juno. Según la mitología Juno huyó del Olimpo y se adentró en un templo consagrado a Flora. Allí esta diosa le aconsejó que cogiese una flor de los campos de Oleno, la más hermosa que había visto jamás, pero en realidad era Júpiter transformado. Al cogerla en su regazo nació Marte, el dios de la Guerra.

Marte, era para los romanos el dios de la guerra y, como tal, se le representaba con armadura y yelmo, listo para el combate. Originariamente era el dios patrón de los pueblos itálicos, fueron tanto guerreros como agricultores, hecho que se refleja en su naturaleza bivalente, como otros dioses romanos. Por lo tanto, era un dios guerrero y ctónico, del inframundo, asociado a la tierra a la protección física y espiritual de los cultivos.

Gozaba de una inmensa popularidad, y era la deidades más adoradas en Roma, solo sobrepasada por Júpiter. Sus representaciones son como hombre armado con casco y lanza, y a veces escudo y espada. En ocasiones está desnudo, otras con vestimenta guerrera e incluso con una capa sobre sus hombros, normalmente joven y afeitado pero otras veces se le representa maduro y barbado y con cierta frecuencia porta en su mano un bastón de mando. Puede llevar la égida con la cabeza de Medusa.

Esta pieza ha sido realizada mediante la técnica de la cera perdida, procedimiento escultórico por el cual se realiza primeramente un molde elaborado a partir de un prototipo, tradicionalmente tallado en cera de abeja. El modelo previo se rodea de una gruesa capa de material blando que se solidifica, normalmente barro; una vez endurecido se coloca en el interior de un horno, el cual derrite la figura de cera, saliendo ésta por unos orificios creados exprofeso, y en su lugar se inyecta metal fundido que adopta la forma exacta del modelo. Para extraer la pieza final es necesario retirar el molde.

El larario o “lararium” era un pequeño altar sagrado que había en las casas romanas, en el que los miembros de la familia realizaban ofrendas y oraciones a los dioses o espíritus guardianes del hogar, representado en pequeñas estatuas llamadas lares, mayormente realizadas en bronce. En las viviendas de los patricios, el lararium se situaba por lo general en el atrio, el patio principal de las viviendas. En las casas más humildes, que no disponían de atrio, se situaba más a menudo en la cocina, cerca del fuego central.

Obras de arte relacionadas

druscila jbagot arqueologia
mesa de ofrendas imperio medio egipto j bagot arqueologia
toro apis egipto j bagot arqueología
AMULETO EGIPCIO SEJMET FAYENZA j bagot arqueologia
pex fish nile nilo egipto egyptian j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR