Kylix

Consultar
Vaso cerámico de la región de Apulia que por su forma puede identificarse como un Kylix. La zona central está decorada con una escena marina, siguiendo la técnica de las figuras rojas, en marcada por un círculo. Se ha representado el fondo del mar, dónde aparece la figura de un calamar o sepia con una greca de olas sobre el animal.

El kilix es una tipología cerámica griega de vaso para beber vino, caracterizado por un cuerpo relativamente poco profundo y ancho que se levanta sobre un pie, con dos asas dispuestas simétricamente. Se utilizaba principalmente en los simposios, dado que su forma permitía beber estando recostado, tal y como se hacía en los banquetes. Por ello, era frecuente que presentara decoraciones relacionadas con el dios Dionisos, como aquí vemos.

Este vaso procede de la región de Apulia, en el sur de Italia, donde se sitúa la Daunia, actualmente coincidente con la provincia de Foggia, y Mesapia, en la parte meridional de la región. A partir del 320 a.C. Atenas no exportó más cerámica, y sólo se fabricaron algunas vasijas que se entregaban como premio a los atletas de las panateneas. La cerámica producida por las colonias griegas de la Península Itálica producida por las colonias griegas ocupó entonces el lugar de la ateniense en el mercado mediterráneo.

La cerámica de figuras rojas fue uno de los más importantes estilos figurativos de la producción griega. Se desarrolló en Atenas hacia el año 530 a.C., y fue utilizada hasta el siglo III a.C. Reemplazó al estilo previo predominante de la cerámica de figuras negras al cabo de unas décadas. La base técnica era la misma en ambos casos, pero en las figuras rojas se invierte el colorido, quedando las figuras resaltadas sobre un fondo oscuro, como si estuvieran iluminadas por una luz teatral, siguiendo un esquema más natural. Los pintores que trabajaban las figuras negras se veían forzados a mantener los motivos bien separados unos de otros y a limitar la complejidad de la ilustración. En cambio, la técnica de figuras rojas permitió una mayor libertad. Cada figura se silueteaba contra un fondo negro, permitiendo que los pintores retrataran los detalles anatómicos con más exactitud y variedad.

La técnica consistía en pintar los motivos sobre la pieza aún húmeda, utilizando un barniz transparente que, al cocerlo, adquiría una intensa tonalidad negra. Por lo tanto, los motivos eran invisibles antes de la cocción, debido a lo cual los pintores tenían que trabajar completamente de memoria, sin poder ver su trabajo previo. Una vez cocida la pieza, las zonas sin cubrir por el barniz permanecían con el tono rojizo de la arcilla, mientras que las vidriadas, las “pintadas”, adoptaban un color negro denso y brillante.

BIBLIOGRAFÍA:

- MAYO, M. ed. The Art of South Italy, Vases from Magna Graecia. Richmond. 1982.
- TRENDALL, A.D. Red Figure Vases of South Italy and Sicily. London, 1989.

Obras de arte relacionadas

cilindro ancho maya mayan Valle de Ulua dancing bird bailarin ave j bagot arqueologia
kylix vaso griego greek vase fish pez j bagot arqueologia
Crátera de columnas con el regreso de Hefesto al Olimpo acompañado de Dionisos Atribuida al Pintor de Hephaistos
oinochoe plastico greek vasses j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR