Olpe

Consultar
Vaso griego decorado por toda la cara exterior y base con el interior pintado en negro. Rodeando todo el cuerpo se han representado tres registros horizontales figurativos. El central está policromado con la imagen de cinco animales; un cisne, un felino, un jabalí, otro felino y un cáprido, el espacio libre de la escena se cubre por dibujos de rosetones. El registro inferior está compuesto por cuatro felinos y un cisne, y el superior por un jabalí, un felino y un cáprido. Aunque pintados en un negro terroso, el artista ha jugado con la bicromía para dar volumen, apoyándose en el color granate, y el uso de las incisiones para los detalles faciales y mejor definición de la anatomía. Esta característica pictórica es propia del estilo corintio. Por su forma se le nombra Olpe, por herencia de los griegos. Se trata de un jarro con asa alta con una función similar a la oinochoe. Se distingue de éste por tener mayor altura que anchura, el perfil liso en el borde, frente al trilobulado de la oinochoe y cuenta con un asa alta que a menudo se eleva de forma característica por encima de la boca del recipiente. Corinto es una ciudad del Peloponeso en Grecia. Tuvo una gran prosperidad desde la época clásica, y allí se encuentra uno de los templos más importantes dedicado al dios Apolo. La denominación “vasos corintios” ha sido normalmente reservada para designar la cerámica que aparece, en la zona, en los últimos decenios del siglo VII a.C. El corintio arcaico, en los decenios inmediatos al 600 a.C., es un período de gran ornamentación de la cerámica. Se decoran alabastrones y otras formas parcialmente nuevas, como la taza de dos asas, el trípode, el plato, el oinochoe de boca redonda o la crátera de columnitas. En la decoración, al generalizado friso de animales (a veces alternados con demonios, guerreros, carros, caballeros si el tema es épico) se añaden las características figuras de panzudos bailarines vestidos con corta túnica. La producción de este género continúa con variantes de forma en el corintio medio y tardío. Los mejores vasos aparecen adornados con escenas narrativas, cuyos temas preferidos son la caza, batallas, banquetes, la partida para la guerra, las hazañas de Heracles. En los vasos más grandes e importantes la clara arcilla corintia aparece ocasionalmente recubierta por un relieve rojo-naranja, a imitación de la cerámica ateniense y en las figuras se adopta una policromía particularmente vistosa (negro, rojo, cárdeno, blanco, incluso amarillo). La producción de vasos corintios cesa hacia el 550 a. C. y, consiguientemente, su exportación por la costa mediterránea, sustituida por la ateniense. Los vasos corintios fueron objeto de múltiples imitaciones, no siempre fácilmente reconocibles. El grupo más numeroso está constituido por vasos llamados italocorintios o etruscocorintios muy frecuentes en las tumbas etruscas.

Obras de arte relacionadas

Och Chan dios god vaso maya mayan vases j bagot arqueologia
vaso sigilata j bagot arqueologia
lecito lekythos atico griego j bagot arqueologia
olpe ceramica greiega greek pottery satiro satyr playing flute flauta
Crátera de Campana Griega, Gnathia j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR