Ushebti del Faraón Taharqa

Consultar
Este ushebti del faraón Taharqa pertenece a la serie de mil setenta “respondientes” encontrados en el interior de su pirámide, en Nuri. La influencia egipcia es manifiesta, aunque sus rasgos son algo toscos. Lleva el tocado “jat” (muy usado por la nobleza y el faraón, de aspecto bolsiforme, más sencillo que el “nemes”, carece de elementos decorativos laterales, no tiene ni pliegues ni rayas, y cuelga abierto por la espalda), “uraeus” sobre la frente y barba postiza. Con las manos, cruzadas sobre el pecho, sujeta dos hoces y dos cuerdas que caen por la espalda con el saquito de semillas. Sobre el cuerpo, nueve líneas de inscripción relatan el capítulo VI del “Libro de los Muertos”, dedicado a las fórmulas mágicas para los ushebtis.

Las figuras ushebti (los que responden) eran objetos que se enterraban en las tumbas para que “respondieran” a la llamada de Osiris, cuando éste requiriera al propietario de la tumba la ejecución de ciertas tareas en el más allá. Salvo por el hecho de que en las manos llevaban las azadas y los capazos de cualquier jornalero, la talla de estas figuras imitaba el aspecto de la momia del difunto. La tumba de Taharqa contenía mil setenta ushebtis de piedra que, en su momento, se habían alineado a lo largo de los muros de las cámaras y pasillos formando columnas de dos y tres de profundidad. Los ushebtis aparecen en el Imperio Medio, y lo habitual era enterrarse con 365 figuras, una para cada día del año, agrupados en cuadrillas comandados por 36 capataces. Es destacable la enorme cantidad con los que este faraón fue enterrado. Además, dispuso de distintas en cuanto a tipo y dimensiones, todas estas figuras se habían tallado admirablemente en granito veteado, sienita, serpentina, ankerita verde, cuarcita, calcita trasnlúcida o alabastro. Al ser propiedad de un monarca, unas llevan azadas y capazos, y otras aparecen con instrumentos propios de un rey: báculos y cetros. Unas se cubren con pelucas bolsiformes y otras lucen el tocado real denominado “nemes”. Todas llevan grabado en el cuerpo el mismo texto tomado del capítulo VI del Libro de los muertos.

Inicialmente los reyes de Kush fueron enterrados en camas colocadas en plataformas de piedra dentro de sus pirámides. Estas estructuras se basan en las tumbas privadas egipcias del Imperio Nuevo. Taharqa introdujo elementos más egipcios en la sepultura como; la momificación, ataúdes y sarcófagos de origen egipcio, así como la disposición de las figuras ushebti.

Durante la dinastía XXV surge un nostálgico retorno hacia las formas artísticas del pasado, particularmente del Imperio Medio y también del Imperio Nuevo. El uso de la piedra para la estatuaria real y el estilo escultórico, son el mejor ejemplo de ello. Y concretamente, las figuras ushebti del faraón con el robusto tallado del cuerpo, los rasgos faciales y el uso de obsoletas versiones de fórmulas inscritas reflejan la influencia de modelos datados en los imperio Medio y Nuevo.

Taharqa era hermano de Shabitko, el rey precedente, e hijo de Piye, rey nubio de Napata que conquistó Egipto, fundando la dinastía XXV. Fue durante su reinado cuando sus enemigos, gobernantes de Asiria, invadieron Egipto. Asarhaddón, rey de Asiria, dirigió varias campañas contra Taharqa, invadió Egipto en el año decimoséptimo del reinado del faraón, saqueó Menfis, capturando a numerosos a miembros de la familia real. Taharqa huyó al sur, y Asarhaddón reorganizó la política en el norte, estableciendo a Necao I, de la dinastía XXVI, como rey en Sais.

Sin embargo, después de salir del país el rey de Asiria, Taharqa reorganizó el Bajo Egipto, alentando numerosas rebeliones. Asarhaddón murió antes de poder volver a Egipto, siendo su heredero Asurbanipal quien invadió una vez más Egipto, obligando a Taharqo a huir a Tebas, donde falleció después de 26 años de reinado. Designó Shabako, como sucesor, a su hijo Tanutamani. Fue enterrado en El Kurru.

BIBLIOGRAFÍA

- AA.VV. Nubia. Los reinos del Nilo en Sudán. Fundación “La Caixa”. 2003.
- TAYLOR, J.H, Egypt and Nubia. The British Museum Press, London. 1991.

Obras de arte relacionadas

Cabeza monumental del dios Sabacio mármol griego j bagot arqueologia
figura precolombina nayarit chinesco j bagot arqueologia
hercules herakles etrucan etrusco bronze bronce j bagot arqueologia
pasarriendas roma bronce j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR