Vaca con Jinete

Consultar
El bloque de mármol ofrece el cuerpo de una vaca en bulto redondo, fácilmente reconocible a pesar de que ha perdido la testa y parte de las extremidades. Se aprecia un especial interés del escultor por representar de forma naturalista diversos detalles anatómicos propios del bóvido, como lo son la ubre, las costillas, la robustez de los cuartos delanteros, etc. Son estos rasgos los que permiten situar la pieza en un marco cronológico específico, entre los siglos II a.C. y I d.C. Es en esta época cuando se advierte una peculiar curiosidad por parte de los artistas por temas diversos, especialmente en la gestualidad, el movimiento, lo grotesco y la naturaleza.

Entre los años 334 y 323 a.C., cuando Alejandro Magno conquistó gran parte del mundo conocido, desde Grecia hasta Mesopotamia, se produjo un intercambio cultural sin precedentes, exponiendo el gran arte clásico griego a diversas y exóticas influencias. Su muerte, en el año 323 marca el inicio de lo que se conoce como “periodo helenístico” en la Historia del Arte. Una singularidad que caracteriza a esta época es el interés por la historia, por los estilos artísticos anteriores, por lo que los artistas copiarán y adaptarán la iconografía clásica para innovar en el lenguaje plástico. Según las fuentes antiguas (Antología Palatina 9.713-42; Ausonius 63-71), en el siglo V a.C. Mirón realizó una escultura en bronce de una vaca, cuya representación naturalista fue tan conseguida que atrajo a toros y confundió a pastores. El bronce fue colocado en la Acrópolis de Atenas, sirviendo de modelo a escultores griegos y romanos posteriores. Algunas copias en mármol se conservan en diversas colecciones, con mayor o menor dinamismo dependiendo del taller y la cronología (Christie’s; Museo Montemartini; Lincolnshire).

No obstante, sobre el cuerpo de la presente pieza se advierten diversos fragmentos de figuras, posiblemente masculinas, a saber: en el lado izquierdo del animal se observa el brazo izquierdo de un personaje en actitud de sujetar al animal por el espinazo, así como también se aprecia la huella del rostro y el brazo derecho extendido sobre el costillar. La presencia de una pierna izquierda sobre el lomo del animal indicaría que una segunda figura estaba montando a la vaca a horcajadas. Si bien este animal aparece en diversos mitos, resulta difícil en este caso identificar alguno en particular. Sin duda alguna, la presencia de estos personajes secundarios convierte a este pequeño mármol en la copia de un gran grupo escultórico. Un modelo similar se conserva en los Museos Vaticanos, en donde un sacerdote sujeta a la vaca de la cornamenta para ordeñarla (inv. 462) extendiendo sus brazos sobre el cuerpo del animal, en una postura semejante a la que hallamos en esta obra.

El personaje que monta al animal recuerda sin duda alguna a la iconografía de Europa siendo raptada por Zeus convertido en toro: no obstante, la ninfa no suele aparecer a horcajadas (Finch&Co.). En todo caso, debe notarse que el sexo del bóvido es claramente femenino: la ubre y la vulva expuesta indican que se trata de una vaca, por lo que todas aquellas representaciones relacionadas con Zeus, Hércules o Teseo deberían descartarse. A pesar de que en la mitología griega existen relatos en los que se incluyen vacas (la ninfa convertida en bóvido por una Hera celosa de los deseos de su marido Zeus en Ovidio, Metamorfosis 1.583), no se ha conservado prototipo estatuario alguno que dilucide el tema aquí representado. Por tanto, es posible que se trate de una escena pastoral de carácter anecdótico, en la que el bóvido está siendo sujetado por dos personajes, posiblemente pastores, con el fin de ordeñarla u ofrecerla a un toro. La tensión de la musculatura del animal, la postura de los cuartos traseros y la testa hacia abajo indican que la vaca no es dócil. Asimismo, la torsión del personaje que procura sujetarla y el dinamismo de la figura a horcajadas recuerdan a la producción de copias de modelos helenísticos procedentes de talleres asiáticos, los cuales sirvieron como ornamentación en las villas romanas más lujosas.

BIBLIOGRAFÍA:

- HELBIG, W. Führer durch die öffentlichen Sammlungen klassischer Altertümer in Rom. Die Städtischen Sammlungen. Die Staatlichen Sammlungen II, 4. Aufl. 1966.
- LEE, A. Bringing a Roman bull back to life. Lincolnshire Past and Present. Issue 102, Winter edition. 2015.
- MATTUSCH, C. C. Greek Bronze Statuary: From the Beginnings Through the Fifth Century BC. Cornell University Press. 1988. p. 144-145.
- SPINOLA, G. Il Museo Pio Clementino 1, Città del Vaticano. p. 147 y ss, cat. n. 67. 1966.
- Christies, sale 2605, NY, 5/12/2012, lote 167.

Obras de arte relacionadas

figura de actor comico romano bronce j bagot arqueologia
cabeza de mármol de satiro fauno romano j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR