Cabeza de escultura

Consultar
Importante cabeza de una escultura de la cultura Tlatilco. Según se ha podido averiguar mediante paralelos y bibliografía, se trata de la cabeza de escultura de mayor tamaño conocida. La cabeza está exageradamente ensanchada, típica iconografía de esta cultura. Igualmente puede deducirse que representaba la imagen de una mujer desnuda. De su rostro destacan enormemente los ojos y boca almendrados, con agujeros en su parte central, detalle de los iris y los dientes. Las orejas alargadas y más cuadrangulares presentan perforaciones circulares para insertar joyas a modo de pendientes realizadas en otros materiales más nobles. La cabeza la tiene cubierta por un gorro alto y cónico típico de las representaciones escultóricas de esta cultura. El artista jugó con el tono rojo y el color más claro de la arcilla para decorar la escultura. Visualizando la obra por la parte trasera puede verse parte del cuello, señal que formaría parte de una escultura completa hueca en su interior, de ahí los tres agujeros posteriores en el gorro así como uno en la parte delantera, para que la pieza respirara en el momento de la cocción y no se quebrase.

El desarrollo de esta cultura tuvo lugar en el altiplano central de México, a orillas del lago Texcoco, del 1500 al 500 a.C. El nombre que sirve para denominar a esta cultura, significa en nahuatl “lugar donde se esconden las cosas” o “lugar de montículos”. Esta zona lacustre reunía importantes recursos de caza y pesca. Estaba junto a colinas de bosques y valles fértiles con un clima húmedo y lluvioso.

El arte Tlatilco destaca por sus figurillas humanas de cerámica. Las hay de dos clases: unas grandes, huecas y pintadas de rojo; otras pequeñas, sólidas y manufacturadas con increíble delicadeza y maestría. Estas últimas casi siempre representan a mujeres jóvenes desnudas, ataviadas con complejos tocados, breves faldellines o cubiertas con pintura corporal. También hay representaciones de personajes con dos cabezas, jorobados e individuos deformados o enmascarados. Se representan vestimentas, personajes y oficios, tales como jugadores de pelota y contorsionistas. Las vasijas de cerámica exhiben una decoración plástica y un limitado empleo del color. Las formas más comunes de estas vasijas, que muestran claras influencias externas, son escudillas, jarrones sin cuello, botellas de cuello largo, jarrones con tres patas y botellas con asa en forma de estribo. Además, hay vasijas modeladas con formas de animales y vegetales del entorno, como patos, peces y calabazas.

Obras de arte relacionadas

Diosa Cibeles imperio romano roman empire cybele
figura jalisco autlan mexico j bagot arqueologia
Cabeza femenina votiva etrusca
Jinete a caballo terracota Beocia, Grecia j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies