Diosa Isis amamantando a Harpócrates

Consultar
Representación de la diosa Isis entronizada amamantando a su hijo Horus. La diosa portó, encima de la peluca tripartita, su corona característica de cuernos de vaca con el disco solar en medio. Sobre los muslos está sentado el dios Harpócrates, u Horus niño, a quien su madre sujeta con la mano izquierda. Tampoco se ha conservado ni la mano de la diosa ni el torso y cabeza del infante, el agujero cuadrado del brazo, y en encaje en el cuerpo, también hacen pensar que estaría tallado pieza a parte. La mano derecha la tiene apretando su pecho izquierdo en señal de lactancia. En conclusión, la escena muestra a la madre, o reina madre, por excelencia protegiendo al niño y amamantándole. Es uno de los aspectos más populares de Isis.

La diosa Isis, según los relatos, era hija de Gueb y de Nut, hermana de Osiris, de quien también fue considerada la esposa. Esta deidad fue denominada como; «Gran maga», «Gran diosa madre», «Reina de los dioses», «Fuerza fecundadora de la naturaleza», «Diosa de la maternidad y del nacimiento».

Osiris reinaba en el antiguo Egipto con paz, armonía y sabiduría. El Nilo fertilizaba la tierra y las cosechas eran abundantes. Un día, Osiris salió de viaje para conocer otras civilizaciones y dejó el reino bajo el mando de su esposa Isis. Seth, su envidioso hermano, se sintió humillado pues creía que él debería gobernar y no Isis. A su vuelta Osiris fue asesinado por su hermano y la diosa Isis, auxiliada por otras divinidades como Neftis y Anubis, buscó y encontró el cuerpo troceado de su esposo, lo recompuso y, por medio de especiales ritos, le devolvió a la vida. Tras ello se unió físicamente al dios resultando embarazada de él. El hijo póstumo de Osiris sería Horus niño, Harpócrates, quien posteriormente vengaría a su padre luchando contra Seth.

Al ser una de las deidades principales, Isis fue venerada durante toda la historia de Egipto, ya en la última época se le erigió su mayor templo en la isla de Philae. El mundo grecorromano adoptó sus características asociándolas a Afrodita y Venus. Otro de sus principales aspectos: la condición de «madre del dios» también sería relevante en sus cultos influenciando al catolicismo y al cristianismo ortodoxo.

Harpócrates, u Horus niño, es originario de Heliópolis, como hijo de Isis y Osiris. Fue venerado en muchos otros santuarios, como en Edfú, Tebas, Coptos, Mendes, etc., en los que se le adoraba con otras formas adoptadas de Horus. Harpócrates es el símbolo viviente del Sol al salir en la entrada de la primavera. Nació después de la muerte de su padre Osiris. Se representa así, como un niño débil, al que tuvo que esconder su madre, la diosa Isis, en los pantanos del Delta del Nilo, para protegerlo del malvado Seth, hermano de su padre. Pero al igual que el sol débil del amanecer se convierte en un Sol poderoso, el dios-niño se convierte en el Horus poderoso y vengador de la muerte de su padre, luchando contra Seth. Su madre, Isis, de este modo, le convertiría en el gran Horus que reinaría sobre los hombres y los dioses.

BIBLIOGRAFÍA:

- Egyptian Art. Walters Art Gallery. Baltimore. 2009.
- Fastueuse Égypte. Musée Calvet. Ouvrage publicado bajo la dirección de Odile Cavalier. Avignon (25/06/2011 al 14/11/2011).
- WILKINSON H. R. The Complete Gods and Goddesses of Ancient Egypt. London. 2003.

Obras de arte relacionadas

herakles head - J.bagot arqueologia
diosa isis godess osiris bronze ancient egiptian antiguo egipto j bagot arqueologia
victoria alada broince romano j bagot arqueología
oferente colima j bagot arqureologia
hercules herakles etrucan etrusco bronze bronce j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies