Figura femenina

Consultar
Elegante y esbelta representación de una dama con el torso desnudo, la parte inferior del cuerpo está cubierto por un ropaje, quizás un quitón caído, desde la cintura hasta los pies, que aparecen desnudos. El cabello, en un tono rojo, está peinado hacia atrás recogido por un moño. Sobre la cabeza se ha representado una corona de hojas vegetales. La posición del cuerpo hace que transmita serenidad, paz y relajación, pues con la palma de la mano derecha se apoya en una columna cuadrangular o podio, la mano izquierda se la lleva a la cadera y sujeta los ropajes, y la pierna derecha cruza doblada por delante de la izquierda apoyando el peso del cuerpo en ésta última. Conserva restos de policromía como en el cabello, corona y ropajes.

A finales del siglo IV a.C. se desarrolló un estilo en el arte de modelar arcilla denominado “estilo Tanagra” por haber surgido en la ciudad del mismo nombre, centro de producción de terracotas. Este término alude a una figura femenina, por lo general de pie, que lleva un quitón con muchos pliegues y una larga caída, sobre el que se tiende un manto fino y amplio. Estas mujeres también llevan a menudo calzado, abanicos y amplios sombreros puntiagudos. Rara vez portan otros atributos y en vez de eso llevan los brazos y las manos envueltos en el manto, que además puede cubrir la cabeza e incluso ocultar casi totalmente el rostro.

En estas figuras desaparece la composición clásica del cuerpo, en la que se distinguía entre la pierna de apoyo y la libre, y están concebidas para ser vistas de frente. Se coloca una pierna ligeramente hacia un lado, retrasada o adelantada. El cuerpo adquiere así una oscilación, que por la inclinación o la elevación de la cabeza, por un giro hacia la izquierda o la derecha, se acentúa visualmente aún más. Los brazos ya no cuelgan rígidos junto al cuerpo, como en época arcaica o clásica, sino que yacen sobre el vientre, el pecho o la espalda o se apoyan en la cadera.

Los rostros de las mujeres están marcados por la melancolía o por una meditación introvertida y rara vez se ve una esbozada una sonrisa. El peinado recogido con una línea central y un moño por la parte posterior, llamado “peinado de melón” es el más corriente de estas terracotas.

Junto a la mujer de pie como motivo principal de la coroplástica de tanagras, las mujeres sentadas o agachadas, niños o jóvenes de pie o sentados y grupos enteros de personas son otros de los motivos más representados. A menudo hay figuras que llevan máscaras o instrumentos musicales en las manos, personajes grotescos o actores. Salvo Afrodita y Eros, los dioses son más bien infrecuentes.

Si bien la fama fue de las producciones en Tanagra, este estilo se expandió por todo el mundo griego encontrando en sitios como Corinto, Alejandría, Chipre, Sicilia, en la Italia Media y Superior. Los talleres de Tanagra finalizaron sus producciones alrededor del 200 a.C., otros siguieron trabajando según su estilo hasta el siglo I d.C.

PARALELOS:

- Sotheby’s. Catalogue of Antiquities. 14 y 15 de Diciembre de 1981. Londres. Lote 303.

BIBLIOGRAFÍA:

- R.A. HIGGINS. Greek Terracotas. Methuen & Co LTD. 1967.

Obras de arte relacionadas

RETRATO MASCULINO J. BAGOT ARUQEOLOGIA
torso militar thoracato sculpture military roman j bagot arqueologia
pasarriendas en forma de pantera romana j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies