Plato

Consultar
En el mundo clásico, los vasos hechos en piedra semipreciosa eran símbolo de riqueza y sofisticación. Fueron concebidos como obsequios diplomáticos o atesorados como reliquias. En muchos casos pasaban a formar parte del ajuar funerario en tumbas. A pesar de la naturaleza fragmentaria, este es un ejemplo magistral de la habilidad del artesano. Presenta unos colores intensos, una atractiva superficie pulida y una muy fina textura.

La rareza del ágata y la dificultad para producir recipientes a partir del mineral fomentó la producción de vasos y objetos imitándolo pero en vidrio y cerámica. Entre estos ejemplos, lo los más llamativos son los recipientes de mosaico de vidrio fundido que copiaron las bandas del ágata en vidrio translúcido de color ámbar profundo y blanco opaco.

En la antigüedad se creía que muchas piedras, como el ágata, tenían propiedades mágicas, a modo de talismán, y terapéuticas. Creían que el ágata daba fuerza y victoria a sus poseedores. Se favorecieron los cuencos y las tazas de ágata. Nerón, por ejemplo, era un coleccionista de copas talladas en ágata. Este cuenco es anterior a Nerón por varias décadas, pero es un ejemplo de los artículos de ágata de alta calidad adquiridos por los emperadores y la nobleza adinerada. Un cuenco de esta calidad habría pertenecido a una persona tan rica como Craso (el hombre más rico de la antigua Roma), o tal vez incluso al propio César.

Resumen del estudio geológico del Dr. Ronald L. Bonewitz, Inglaterra:

- Aunque fragmentario, este cuenco es notable por su superior mano de obra y material.
- El cuenco está realizado por una fina ágata multicolor con bandas.
- Una fuente probable del ágata es el depósito a lo largo de The Drillo, o Acate, un río de 54 kilómetros en Sicilia. El filósofo y escritor griego Teofrasto en su tratado “Sobre las piedras” (ca. 315 a.C.) indica que el nombre de la piedra preciosa “achates” (ágata) se basó en la fuente de tales piedras de este río.
- El cuenco habría requerido de una gran pieza de ágata, presumiblemente con un peso de varios kilos para poder ser tallado.
- La forma para el tallado del cuenco habrías sido lenta debido a su delicadeza. Es claramente el trabajo de un maestro lapidario.
PARALELOS:
- DARIO DEL BUFFALO, Murrina Vasa. A Luxury of Imperial Rome. 2016. no. 60. Plato en ágata. Imperio Romano, siglo IV – V d.C. 36 cm de diámetro.

Obras de arte relacionadas

cista etrusca bronce pegaso grecia jbagot arqueologia
plato cuenco maya j bagot arqueologia
Fragmento de píxide con Psique y Cupido imperio romano
oinochoe daunia griega j bagot arqueologia
bactrian alabaster vase

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies