Relieve de escultor

Consultar
Fragmento de un bloque rectangular de piedra caliza blanda trabajado por una de las caras. En ésta se esculpió en altorrelieve la figura de perfil de un infante o niño, pues según los cánones egipcios, el hecho de presentarse desnudo y con la barriga hinchada o redondeada son dos peculiaridades propias de la iconografía. En este caso, en el fragmento puede verse la parte inferior central del cuerpo, así como el brazo derecho estirado hacia abajo, luciendo un brazalete y con la mano agarra por las alas al pájaro rejit (rekhyt). Por un paralelo parecido conservado en el Museo del Cairo con número de inventario JE 45898 puede determinarse que el cuerpo representado corresponde a la deidad Harpócrates, Horus niño.

Harpócrates, u Horus niño, es originario de Heliópolis, como hijo de Isis y Osiris. Y fue venerado en muchos otros santuarios, como en Edfú, Tebas, Coptos, Mendes, etc., en los que se le adoraba con otras formas adoptadas de Horus. Harpócrates es el símbolo viviente del Sol al salir en la entrada de la primavera. Nació después de la muerte de su padre Osiris. Se representa así, como un niño débil, al que tuvo que esconder su madre, la diosa Isis, en los pantanos del Delta del Nilo, para protegerlo del malvado Seth, hermano de su padre. Pero al igual que el sol débil del amanecer se convierte en un Sol poderoso, el dios-niño se convierte en el Horus poderoso y vengador de la muerte de su padre, luchando contra Seth. Su madre, Isis, de este modo, le convertiría en el gran Horus que reinaría sobre los hombres y los dioses.

Los modelos de escultor son placas rectangulares y esculturas en bulto redondo de pequeño formato, entre los treinta y ocho centímetros de altura, esculpidas en piedra caliza blanca y con una característica en común; un aspecto inacabado. Piezas de ensayo o estudio, destinadas a mejorar la técnica del esculpido al aprendiz del oficio.

Las esculturas egipcias en bulto redondo son principalmente cabezas o bustos de personajes reales aunque también han sido hallados un pequeño número de bustos representando a personas privadas o deidades, y otros son únicamente perfiles. Además de cabezas, existen numerosos modelos de pies, en la mayoría de los casos el izquierdo, presumiblemente porque en la estatuaria egipcia se avanza dicho pie, junto con la pierna, en actitud de marcha, y por lo tanto es más visible. También se esculpen llegando a ser muy realistas, manos, brazos, piernas y, en menor grado, torsos. Asimismo, también hay animales o partes de los mismos (sobretodo delanteras) como sucede con el león: la cabeza de este animal fue usada, durante este período de dominación griega, como elemento arquitectónico decorativo, ejemplo de ello son, las dos cabezas situadas en el muro posterior del templo de Dendera. Pero igualmente se incluyen otros como el carnero, toro, mono, gato, caballo y el halcón.

Entre los relieves usados como modelo de escultor encontramos una mayor variedad de ejemplos. Una vez más, personajes reales son los predominantes, cabezas, bustos y figuras casi completas; pero las formas individuales de jeroglíficos, animales y aves son igualmente comunes. También hay una selección de personajes privados, deidades –la mayoría son perfiles de diosas femeninas con coronas de buitre-, símbolos sagrados y partes del cuerpo. En muchos casos, en que solo se muestra la cabeza de un animal, está destinado a representar a la deidad con la cual se asocia, hecho evidenciado por la adición de los hombros humanos, o por la peluca que cubre la melena o por un juego extra de cuernos sobre la cabeza, como la imagen del relieve con cabeza del dios carnero Khnum. Esto lleva a ver en otros relieves de animales representaciones divinas donde no hay elementos humanos, únicamente animales.

Ninguna obra egipcia se abandona en un estado incompleto sino es expresamente, siempre son finalizadas. En esta tipología de modelos, pueden verse unos con unas cinceladas de trazo más amplio y rectilíneo, delimitando las formas, y otros en que las marcas del cincel no se encuentran, pero la superficie no está perfectamente lisa y pulida. En la mayoría de bustos que representan a un faraón, pueden verse las marcas verticales y horizontales, sobre todo por la parte posterior y laterales, usadas por los artesanos para delimitar en cuadricula, las diferentes partes del rostro y poder conseguir así una simetría. En el arte egipcio estas cuadrículas, ya sean sobre relieves o esculturas, se realizan con pintura roja o negra para trazar las proporciones de la figura de acuerdo con el canon usado en este periodo, para luego ser borradas viéndose únicamente el resultado final acabado. Hay líneas cortas que marcan la ubicación de características individuales como ojos, nariz, boca, mentón… en muchos ejemplos estas marcas están representadas en las partes posteriores o laterales, para poder guiarse en el momento del esculpido frontal. En estas representaciones reales en concreto, estas cuadriculas están incisas y no se han eliminado, permitiendo ver así su modelado. Este es el hecho más claro en que se demuestra el carácter pedagógico de la obra. Otra evidencia, es la ausencia de ejemplos pintados. Una escultura en piedra caliza era habitual que se policromara, y en estas tallas no se evidencia pintura alguna. Ni si quiera para marcar las líneas de expresión en los rostros y ocultar las sutilezas de la talla, el escultor no la policroma para observar su trabajo, sus trazos, su mano. Este es el ejemplo más claro que demuestra que estas obras eran para entrenar a un estudiante o servirles de modelo.

Para los egipcios la representación de un objeto o un ente, sobre cualquier medio, lo dotaba de vida y era identificado con el objeto o persona real. Este hecho da lugar a que nunca dejarían sin finalizar una obra, a no ser que fuera por un motivo concreto, como es este en el que eran realizadas como prácticas para poder llegar a esculpir con un grado de perfección tal, que fuesen considerados verdaderos escultores.

PARALELOS:

- TOMOUN, Nadja. The Scuptors' models of the Late and Ptolemaic Periods. A study of the type and function of a group of Ancient Egyptian artefacts. National Center for Documentation of Cultural and Natural Heritage. Supreme Council of Antiquities. Cairo, Egypt. 2005. Lámina 48. Fig. 87.

BIBLIOGRAFÍA:

- TOMOUN, Nadja. The Scuptors' models of the Late and Ptolemaic Periods. A study of the type and function of a group of ancient egyptian artefacts. National Center for Documentation of Cultural and Natural Heritage. Supreme Council of Antiquities. Cairo, Egypt. 2005.

Obras de arte relacionadas

sculptor model egyptian escutor egipto faraón pharaho j bagot arqueologia
relieve escultor sculpture model ancient egyptian antiguo egipto ave rejet j bagot arqueologia
relieve nubio j bagot arqueologia
relieve sarcofago romano demeter j bagot arqueologia
base de escultura en madera antiguo egipto egyptian base sculpture j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies