Torso de la diosa Afrodita Anadiomena

Consultar
Afrodita era la diosa de la belleza, el amor, la fertilidad, y encarnaba las fuerzas primordiales de la Creación. A partir del siglo III a.C. ésta sería identificada con Venus por los romanos, divinidad local relacionada con las mismas potencias. La diosa, según Hesíodo, nació de la espuma —el esperma— que se originó en el mar alrededor de los genitales cortados de Urano. En los orígenes del universo, Urano (el Cielo) se unió a Gea (la Tierra), engendrando a diversos hijos, pero por miedo a que ellos le destronaran los mantenía encerrados en el seno de su madre. Crono, harto de esta situación, se hizo con el poder castrando a su padre y lanzando su sexo al mar:

«De la espuma y en medio de ella nació una doncella. Primero navegó hacia la divina Citera y desde allí se dirigió después a Chipre... Salió del mar la augusta y bella diosa, y bajo sus delicados pies crecía la hierba en torno [...]. La acompañó Eros y la siguió el bello Hímero al principio cuando nació, y luego en su marcha hacia la tribu de los dioses. Y estas atribuciones posee [...]: las intimidades con doncellas, las sonrisas, los engaños, el dulce placer, el amor y la dulzura».

Una de las representaciones más icónicas de la diosa Afrodita es la Anadiomena o «Venus saliendo del mar». La representación original del pintor griego Apeles desapareció pero se encuentra descrita en la Naturalis Historiæ de Plinio donde se menciona como anécdota que el pintor usó a Campaspe, concubina de Alejandro Magno, como su modelo. Según Ateneo, la idea saliendo del mar se inspiró en Friné, la cual durante los festivales Eleusinos y los dedicados a Poseidón nadaba desnuda libremente por el mar.

La imagen representa el nacimiento de Afrodita, emerge de las aguas del mar, un tema bastante repetido en la Antigüedad, y en asiduas ocasiones se muestra a la Diosa escurriéndose el pelo. Una representación escultórica de siglo IV encontrada en una villa galo-romana en Aquitania (mostrada en el museo del Louvre) da testimonio de la representación continua de la Diosa saliendo del mar durante la antigüedad tardía.

El tema de la Anadiomena se retoma con el deseo, de los artistas del Renacimiento que leían a Plinio, de emular, e incluso superar si fuera posible, a Apeles. En el siglo XV Sandro Botticelli pinta su famosa obra El nacimiento de Venus. Otros artistas como Antonio Lombardo, Tiziano o incluso Picasso, en la figura central de Las señoritas de Avignon de 1907, plasmaran esta bella imagen entre sus obras más destacadas.

Aunque no se han conservado las extremidades, es posible apreciar la belleza de la pieza en la cuidada factura y el suave modelado de las formas femeninas. Afrodita aparece estante, desnuda, en leve contrapposto; apoya el peso sobre la pierna derecha y flexiona muy ligeramente la izquierda. Sin embargo, la estabilidad de la pieza se debía al soporte macizo del flanco derecho, a veces decorado con algún ropaje plisado o con un delfín. Es sabido que el prototipo escultórico de Afrodita sirvió a los artistas para sublimar las cualidades que la diosa encarnaba: la belleza, el atractivo erótico y el deseo sexual, pues se muestra totalmente desnuda. Exhibe todo su cuerpo ante el observador. De todos modos, de ninguna manera hay que entender esta postura como indicio de impudor por parte de la diosa, más bien, la epifanía de la todopoderosa deidad del amor, que emerge del oleaje ante las fascinadas miradas de los seres marinos que la acompañan.

PARALELOS:

- Torso de Afrodita. Mármol. P. Helenístico, c. siglo I a.C. Soteby’s, Curiosity III, 4 de Abril de 2017, Hong Kong, Lote 3012. (ver enlace).
- Torso de Afrodita. Mármol. P. Helenístico, c. siglo I a.C. Soteby’s, Antiquities, 12 de Diciembre de 2013, New York, Lote 35. (ver enlace).

BIBLIOGRAFÍA:

- BLANC, N., GURY, Fr. «Eros». 1986. nº 157-192, LIMC III.
- DELIVORRIAS, A. «Aphrodite». 1984. nº 349-786, LIMC II.
- ELVIRA BARBA, M. A. Arte y Mito. Manual de Iconografía Clásica. Madrid. 2008.
- ESTEBAN SANTOS, A. Iconografía de la mitología griega. Dioses II: Los grandes Olímpicos. Madrid. 2011.
- GIULIANO, A. Museo Nazionale Romano. Le Sculture. 1979. Vol. I. 1. Pág. 170 y ss., nº 115.
- MANSUELLI, G.A. Galleria degli Uffizi. Le Sculture I. Roma. 1958. Pág. 128 (comentario a nº 89).
- MARTÍN DE LA TORRE, A. La Venus de Itálica. Ampurias, 3. 1941. Pág. 140-141.
- SIMON, E. Die Geburt der Aphrodite. Berlín. 1959.

Obras de arte relacionadas

RETRATO TRAJANO J. BAGOT ARQUEOLOGIA
god osiris dios funerario funerary ancient egiptian antiguo egipto j bagot arqueologia
hercules herakles etrucan etrusco bronze bronce j bagot arqueologia
escultura fauno satyr ebrio drunken barberini durmiente sleeping j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies