Vaso con estribo

Consultar
El cobre, junto con el oro y la plata, es de los primeros metales utilizados en la Prehistoria, tal vez porque, a veces, aparece en forma de pepitas de metal nativo. Varios siglos después se descubrió que el cobre podía ser extraído de diversos minerales (malaquita, calcopirita, etc.), por medio de la fundición en hornos especiales, en los que se insuflaba oxígeno (soplando por largos tubos o con fuelles) para superar los 1000 °C de temperatura. El objeto de cobre fundido más antiguo que se conoce procede de Tal-i-Blis (Irán), y se data en el 4100 a.C., junto a él se hallaron hornos de fundición, crisoles e incluso moldes.

La técnica de fundición del cobre es relativamente sencilla, siempre que los minerales utilizados sean carbonatos de cobre extraídos de algún yacimiento metalífero; la clave está en que el horno alcance la temperatura adecuada, lo cual se conseguía inyectando aire soplando o con fuelles a través de largas toberas. Este sistema se denomina «reducción del metal». Se mezclaba el mineral triturado, por ejemplo, malaquita (carbonato de cobre), con carbón de leña. Con el calor las impurezas van liberándose en forma de monóxido y dióxido de carbono, reduciendo el mineral a un cobre relativamente puro; al alcanzar los 1000 °C, el metal se licúa depositándose en la zona inferior del horno. Un orificio en el fondo del horno permite que el líquido candente fluya hacia el exterior, donde se recoge en moldes; parte de la escoria queda en el horno y las impurezas del mineral flotan en el metal fundido, por lo que es fácil eliminarlas con un utensilio llamado escoriador.

La técnica del cobre no tardó en difundirse por todo el Próximo Oriente, coincidiendo con el nacimiento de las primeras civilizaciones históricas de la zona, principalmente Sumeria y el Antiguo Egipto.

Como el cobre podía volver a fundirse muchas veces, éste solía convertirse en lingotes, para luego fabricar diversos objetos por fusión y colado en moldes. En el Metropolitan Museum of Art de Nueva York se conservan varios ejemplos de lingotes en cobre. Es un metal muy maleable y dúctil, podía martillarse en frío o en caliente, con lo que se duplicaba su consistencia y dureza. En Egipto, los metales eran valiosos, y durante determinadas épocas fueron controladas por el Estado, llegando a llevar un control extremo del peso de las herramientas al iniciar y finalizar la jornada laboral de los obreros.

En todas las tumbas de época Predinástica se han hallado un gran número de vasos realizados en cerámica y piedra, como parte del ajuar funerario. Es un hecho que existía una gran industria en Egipto alrededor de los recipientes y vasos. Una industria que perduró durante toda la historia multiplicando el número de tipologías, formas y materiales usados para su fabricación. La tumba del último faraón de la II Dinastía, Jasejemuy, hallada en Abidos, contenía un elevado número de vasos en piedras y metales, entre ellos un cuenco y un vaso con estribo en cobre, conservados hoy en el British Museum de Londres. Estos extensos ajuares funerarios siguieron durante el Imperio Antiguo.

El vaso aquí mostrado es una de las tipologías más clásicas encontradas en los escasos ejemplos que se conservan en museos. Se trata de un vaso o jarra con abertura superior circular, pudiendo así introducir líquido, y un estribo frontal alargado y curvo para poder verter el líquido.

Todas las tipologías de vasos en cobre están ya atestiguadas en los relieves de las mastabas de Saqqara y Guiza, pueden verse incluso relieves de obreros fabricando en talleres este tipo de vasos. Las tumbas de ésta época es la mejor fuente información acerca de la fabricación de casi todos los objetos que contenían los enterramientos.

Estos vasos, sobretodos los que tienen un surtidor en la parte frontal, eran usados durante la ceremonia de purificación y de pago de libaciones a los dioses. Aun así pertenecen claramente a un ajuar funerario. Su importancia se debe al excelente estado de conservación y el alto valor documental de la pieza. En la propia época en los que fueron creados ya eran artículos de lujo, así que su propietario sería una persona adinerada e importante dentro de la sociedad egipcia.

PARALELOS:

- Vaso. Imperio Antiguo. V Dinastía. c. 2465 – 2323 a.C. Núm.: 26.9.13. Metropolitan Musem of Art. Nueva York. Ver enlace

BIBLIOGRFÍA:

- ALDRED, Cyril. Old Kingdom Art in Ancient Egypt. A. Tiranti. Londres. 1949.
- HAYES, William C. Scepter of Egypt I: A Background for the Study of the Egyptian Antiquities in The Metropolitan Museum of Art: From the Earliest Times to the End of the Middle Kingdom. The Metropolitan Museum of Art. Cambridge. 1953. p. 120, fig. 74.
- SCHORSCH, Deborah. "Copper Ewers of Early Dynastic and Old Kingdom Egypt―An Investigation of the Art of Smithing in Antiquity." En Mitteilungen des Deutschen Archäologischen Instituts Kairo, 48. 1992. pp. 145–59, pl. 31b.
- SCHORSCH, Deborah. "A Conservator's Perspective." En Archaeometallurgy in Global Perspective: Methods and Syntheses, editado por Benjamin W. Roberts y Christopher .P. Thornton. Springer Publishing Company. New York. 2014. p. 270, fig. 12.1.

Obras de arte relacionadas

relieve sarcofago romano demeter j bagot arqueologia
fragmento de cornisa j bagot arqueologia
osiris wsir reief relieve egipto egyptian j bagot arqueologia
atlenate gandhara museu cultures mon j bagot arqueologia

Consell de Cent, 278
08007 Barcelona SPAIN
(+34) 93 140 53 26
info@jbagot.com

Lunes - Sabado
10h a 14h
16:30h a 20:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies